martes, marzo 21, 2006

Sidrería Niza

Era jueves y se presentaba un fin de semana de órdago en Madrid, tres amigos y yo nos íbamos a visitar a Jorgín y a ver monumentos en la capital del reino, al final todo degenero en... pero me estoy desviando del tema que nos preocupa. Algún día contaré nuestras andanzas en Madrid así como una receta que mi amigo Mariano nos contó por aquellos lares.
Mi amigo Chela me había mandado un mensaje para quedar en el titanic el jueves pues tenia unos presentes para Jorge y yo era el encargado de llevárselos. Allí apareció un elenco de elementos dispares como Noel, Marcos, Mariano(que acabó encargándose de los regalos para Jorge), mi hermano(que se llama Alberto por si alguien le importa) y el Chela con Berta y Yeho( su novia y su perro respectivamente). Pues de toda esa gente solo pude convencer a mi hermano para ir a picar un cachopo, convencer no es la palabra, solo me siguió cuando marché a cenar, creo que ya tenía asimilado el hecho de cenar un cachopo conmigo.
Como soy una buenísima persona dejé a mi hermano elegir el lugar del atracón ,despues de lo cual tendré que convertirme en una mala persona.
El lugar elegido era la sidrería Niza, un local alargado y pequeño con una decoración entre sidrería y vinatería. Ya había estado allí en una primera intentona de cachopada pero aquel día no tenían carne suficiente para tres cachopos (nos dijeron) así que tapeamos. En aquella ocasión ofrecían a los clientes unas croquetas de queso calentitas que estaban muy ricas y esta vez también estaban allí pero no estaban ni calentitas ni ricas, supongo que lo primero influye en lo segundo. Pedí mi cervecita y oh! que ingrata sorpresa cuando me pusieron una cruzcampo, creo que me había levantado con el pie izquierdo.
Nos sentamos en la mesa en la tele jugaba el betis, acabó perdiendo. Nos sirvieron los cachopos de tamaño estándar tirando a pequeño, sin pimientos, estaba salado. Me lo comí pagué y volví corriendo a la seguridad de mi casa, quien sabe con la mala suerte que tenía igual me caía un piano de cola en la cabeza.



Lugar: Sidrería Niza
Puntuación: NM









Como anécdota contar que a mi hermano le gustó.

6 comentarios:

perico dijo...

nalo malo malo
no voy a ir alli nunca mas jajajaj
ahh ostia si yo no fui jajajajajajaj

Cotoya dijo...

el día que tu hermano empiece a leer esto te vas a enterar.

Anónimo dijo...

Oye cachopín, que nuestro perro se llama Yeho. ¿¿¿¿¿QUÉ YE HO, que todavía no sabes cómo se llama??????
Berta la de Chela y unos lametazos de parte de Yeho, que dice que a ver cuándo llevas a su ama a comer un buen cachopín.

Anónimo dijo...

Ayer cayó un cachopín hindú, o algo equivalente,el caso ye fartase ¿o no?

chela dijo...

HOY HAY CACHOPU? YE JUEVES DIA 30 JEJEJEJJE FIN DE MES Y PRINCIPIU DEL SIGUIENTE.

Anónimo dijo...

¡Actualiza beat que ye imperativu!